Internacionales Volanta Lunes, 9 de Marzo de 2020

El barril de crudo se desploma 30% y sacude a los mercados mundiales

La guerra de precios en la OPEP complica el escenario global, afectado también por el coronavirus. El impacto en los planes para Vaca Muerta.

Lunes, 9 de Marzo de 2020
Mayúsculas Noticias, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Fue un domingo negro para los mercados internacionales y se espera un lunes muy movido. El precio del crudo volvió a sufrir un desplome, esta vez de un 31% en una sola jornada, dejando al barril apenas por encima de los 30 dólares. Una caí­da que se pronunció después de la última cumbre de la OPEP.

Como explicó LPO, la cumbre de la Organización de Paí­ses Exportadores de Petróleo (OPEP) terminó sin acuerdos para reducir los niveles de producción y el valor del crudo se desplomó 8% el pasado viernes. 

El objetivo de la reunión llevada a cabo en la ciudad de Viena era fijar un recorte para ponerle piso a la caí­da en la cotización del petróleo provocada por el coronavirus. La propagación de la enfermedad disminuyó la demanda energética de los principales paí­ses importadores como China y recortó significativamente las necesidades de combustible de aviación ante la menor cantidad de vuelos.

De la mano de Arabia Saudita, las principales potencias petroleras proponí­an recortar la producción en 1,5 millones de barriles diarios a partir del primero de abril, pero se encontraron con la negativa de Rusia. Moscú sostiene que no aceptará un recorte adicional bajo ningún concepto.

Arabia Saudita respondió con un anuncio de que bajará los precios y aumentará su producción amás de 10 millones de barriles al dí­a a partir de abril, en un abierto desafí­o a Rusia. Este lunes, además, la Agencia Internacional de la Energí­a (AIE) informó que la crisis del coronavirus provocará este año la primera caí­da anual de la demanda global de petróleo desde la recesión en 2009.

De esta manera, en lo que va del año el valor del Brent pasó de 70 dólares a poco más de 30 dólares el barril, es decir, una merma superior al 50%. Un escenario que preocupa a los paí­ses con fuerte dependencia de los ingresos petroleros. La gran duda pasa por las proyecciones que se empiezan a instalar en los mercados: ¿se cumplirá el pronóstico de un barril cercano a los 20 dólares?

Aunque Argentina no tiene dependencia de los ingresos petroleros como otros paí­ses latinoamericanos, como México, Venezuela o Colombia, el desplome de los precios internacionales pone sombras definitivas para los planes del gobierno para Vaca Muerta, la joya energética que no logra despegar y que ya estaba afectada por el congelamiento de precios en el mercado local.

Si los posibles inversores ya desconfiaban por el constante cambio en las reglas internas, la caí­da de los precios internacionales harí­a inviable cualquier desembolso para desarrollar Vaca Muerta. En cambio, el gobierno de Alberto Fernández podrí­a tener cierto alivio en el reclamo de los productores para que se descongelen los precios. Al mismo tiempo, aflojarí­a la presión de los subsidios al transporte.

En el caso de México, el panorama es duro porque López Obrador apostó muy fuerte por el sector refinación, y este escenario de precios por el piso avalarí­a la estrategia "neoliberal" de apostar por la importación barata de gasolinas. Con un barril mexicano a 15 dólares, los ingresos de Pemex se reducirí­an de forma drástica y todaví­a es una incógnita el tamaño del impacto para los ingresos.


El precio del barril del crudo Brent, que Argentina toma como referencia, se desplomó por debajo de los 35 dólares, en la mayor caí­da en una jornada desde la primera Guerra del Golfo, en 1991.Los expertos internacionales estiman que la guerra de precios pueda llevar al hundimiento del petróleo hasta unos 20 dólares por barril, a menos que Rusia y Arabia Saudita vuelvan a la negociación.

La caí­da del crudo sacudió a los mercados bursátiles, que sufrí­an pronunciadas caí­das en Asia y Europa. En España, la bolsa caí­a más de 6% al mediodí­a, mientras que la baja más pronunciada la anotaba la bolsa de Milán, con un 9,75%. En tanto que Parí­s cedí­a el 6,56 %; Fráncfort el 6,53 % y Londres el 5,78 %.

 En el sudeste asiático las pérdidas oscilaban entre el 6 y el 8 %, mientras que Tokio bajaba el 5,07 % después de que se revisaran los datos del PIB nipón, que habí­a caí­do el 0,7 % en el último trimestre del año pasado. Hong Kong bajó el 4,23 % y el CSI 300 chino -integrado por valores de la bolsa de Shanghái y Shenzhen- el 3,42 %.

Las principales empresas europeas sufrí­an fuertes caí­das, especialmente las petroleras. A media jornada, la compañí­a británico-irlandesa Tullow Oil destacaba con un desplome del 32,32%, mientras que la británica BP se hundí­a el 19,10%; la italiana Eni, el 17,28%; y la portuguesa Galp, el 14,69%. La petrolera española Repsol también cedí­a el 12,98 %; y la francesa Total, el 12,26 %.