Actualidad Domingo, 24 de Noviembre de 2019

La biblioteca personal de Raúl Alfonsín ahora es pública

Tras dos años de trabajo, se inauguró en la Biblioteca Nacional un espacio permanente en el que se exponen los libros y mobiliario que el ex presidente tenía en sus oficinas de la Avenida Santa Fe. Los objetos fueron donados por la familia.

Domingo, 24 de Noviembre de 2019
Mayúsculas Noticias, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Fue inaugurado un espacio permanente en la Biblioteca Nacional en el que se expondrán los libros y mobiliario que integraron la biblioteca personal del ex presidente Raúl Alfonsín y en la que desarrolló su labor.  

Los objetos fueron donados por familiares del ex mandatario y luego de dos años de intensa labor se pudo presentar esta muestra que estará abierta de forma permanente, donde los visitantes podrán leer los libros que consultaba el primer presidente de la etapa democrática más prolongada de nuestro país.

Francisco Alfonsín, dirigente radical porteño y nieto del ex presidente, explicó que en el espacio cedido por la Biblioteca Nacional "se trató de reconstruir, de replicar la que fuera la biblioteca del presidente Alfonsín en sus oficinas de la Avenida Santa Fe". La donación del mobiliario, así como de los más de 3500 libros que había en esa biblioteca, fue por cuenta de los familiares y "ahora están a resguardo y accesibles para todos quienes visiten la Biblioteca Nacional".




Quienes concurran al edificio podrán acceder "no solamente a los libros y autores que él consultaba, sino también las marcas y anotaciones que él solía hacer cuando leía sus libros, de su puño y letra", explicó Francisco.

El armado de este espacio demandó dos años y fue idea de la familia: "Por un lado teníamos la necesidad de mantener la unidad de la biblioteca ante el riesgo de que muchos de los que visitábamos la oficina -familiares, amigos, compañeros de militancia- la podíamos ir desmembrando a partir de llevarnos alguno de los ejemplares". A eso se le sumaba la intención de la familia "de donarla a la Biblioteca Nacional y el entonces director, Alberto Manguel, nos propuso replicar su oficina en la sede", señaló Alfonsín.

Entre el material donado se cuentan libros de historia, política, filosofía, sociología, economía y otros que reflejan los múltiples intereses del padre de la democracia. También hay ejemplares de Jean Jeaques Rousseau, Martín Heidegger, José Ortega y Gasset, Hannah Arendt, Mijaíl Gorbachov, Antonio Gramsci, Noam Chomsky, Adriana Puiggrós, Domingo Faustino Sarmiento, Lisandro de la Torre o Juan Domingo Perón. No hay muchos ejemplares de narrativa, pero sí ensayos de escritores clave de América Latina como Mario Vargas Llosa y Sergio Ramírez.

Además, Francisco remarca el carácter institucional de esta muestra permanente ya que "es el primer presidente constitucional de la Argentina que tiene sus libros, su biblioteca, nada menos que en la Biblioteca Nacional". También expresó su emoción por la revalorización de la figura de Raúl Alfonsín. "Quizá sea el símbolo de ciertos consensos básicos que los argentinos pudimos construir en estos 36 años de democracia y no es solamente un reconocimiento a Raúl Alfonsín, sino que su figura los argentinos inmediatamente la asociamos con la democracia y el conjunto de valores e ideas que ello conlleva", sintetizó.

En la inauguración de la muestra estuvieron presentes el consejero de la magistratura Raúl Mariano Alfonsín, José Ignacio López, quien fuera vocero de Raúl Alfonsín durante su mandato; Marcelo Bazzani; Gabriela Kogan; Elva Roulet (ex vicegobernadora bonaerense); su secretaria Margarita Ronco y la ex diputada Alicia Tate.